Make your own free website on Tripod.com
El Aleph
Recursos Literarios

Inicio

La Historia
Recursos Literarios
Narrativa
Poesía
Fotografías
Creaciones del Taller
El Cómic
Biobibliografía

Para que se te prenda el foco...
foco2.jpg
...no hay como El Aleph

Ejercicios aplicados:
 
1.- Creación de personajes
2.- Tipos de cuento que hay
3.- Formas de iniciar un cuento
4.- Cómo crear historias que atrapen al lector
5.- Creación de escenarios
6.- Tipos de narrador
7.- Los tiempos en la narración

Elementos básicos
para escribir un cuento

1.- Espacio: Dónde se desarrolla la historia (en una ciudad, en una casa, en una calle).
2.- Tiempo: (Cuándo se desarrolla la trama, en el presente, pasado, futuro).
3.- Personajes: (Quién es partícipe de la historia: animales, objetos, humanos, seres sobrenaturales, etcétera).
4.- Tipo de narrador: (Cómo se narra la historia: primera, segunda o tercera persona del singular -yo, tú, él-; o primera, segunda y tercera persona del plural -nosotros, ustedes y ellos-). Dentro de la narración también existe el Tiempo:

a) presente: camino por una calle...
b) pasado: caminé por una calle... / caminaba por una calle...
c) futuro: caminaré por una calle / caminaría por una calle..
.

lineapuntos.gif

bookssss.gif

Ejercicio 1: De inicios y formas
 
El siguiente texto, tan sólo es una idea de cuento en la que se incluyen los elementos arriba descritos. Narrada en primera persona, la historia comienza con el dónde, cuándo y luego con el quién (están ya subrayados).
 
El ejercicio consiste en lo siguiente:
Una vez identificado el tipo de personaje, el lugar donde se desarrolla la historia y el tiempo de la narración, escribe la misma idea con un principio distinto, es decir, alternando los elementos ya señalados.
Primero comienza con el quién, luego incia con el cuándo y así sucesivamente. Pronto, te darás cuenta que una historia se vuelve más atractiva de acuerdo a la forma en que alguien comienza a contarla.
Luego, atrévete a contar tu porpia historia.

lineapuntos.gif

El verdugo

Sólo esqueletos quedan de lo que alguna vez fueron hermosos rascacielos en Nueva York. Pero antes de caer al suelo ya no tenían valor la historia, los héroes, nuestros antepasados, nosotros mismos.
No habrá quien testimonie la gran catástrofe. La vida llegó hasta aquí en la Tierra, al 3050.
Sobre esta piedra de lo que antes fue la Estatua de la Libertad, con la fuerza que me queda tallo mi nombre y la fecha del último día que me queda de vida. Quizás, los habitantes de otros planetas que nunca vimos, ahora vengan a poblar este lugar que no supimos valorar.
Sangre corre bajo mis pies.
Ya no hay nadie.
Estoy solo.
Jamás pensé que un día no desearía vivir y valoraría la muerte.
Maldito el momento en que fui elegido opara oprimir el botón que destruiría al mundo.

54r.gif

 
 
 
Ejemplo:
El verdugo

Estoy solo.
Sangre corre bajo mis pies.
No habrá quien testimonie la gran catástrofe. La vida llegó hasta aquí en la Tierra, al 3050.
Jamás pensé que un día no desearía vivir y valoraría la muerte.

manos.jpg

¿Cuántos tipos de cuento hay?
 
De acuerdo con Lauro Zavala, por debajo del límite de las 2000 palabras parece haber tres tipos de cuento distintos entre sí:
 
1) Cuentos cortos: de 1 000 a 2 000 palabras.
Les llaman sudden fiction o ficción súbita, cuentos microcósmicos (en el caso de la ciencia ficción) o simplemente short shorts (cortos cortos).
 
2) Cuentos muy cortos: de 200 a 1 000 palabras.
Son conocidos también como flash fiction, microhistorias y narraciones instantáneas, urgentes, escritas regularmente por mujeres. Estas, de acuerdo con Irene Zahava, son historias que pueden leerse en lo que alguien sorbe una taza de café, en lo que dura una moneda en una caseta telefónica.
 
3) Cuentos ultracortos: de 1 a 200 palabras
Esta clase de microficciones tienden a estar más próximas al epigrama que a la narración genuina. La fuerza de evocación que tienen los minitextos está ligada a su naturaleza propiamente artística, apoyada a su vez en dos elementos esenciales: la ambigüedad semántica y la intertextualidad literaria o extraliteraria. En estos textos el concepto mismo de personaje desaparece bajo el peso de la intertextualidad o de la ambigüedad semántica. También la ironía está presente, pero suele ser inestable, es decir, no puede ser determinada por la intención de la voz narrativa.
 
Tomado de un breve ensayo sobre el microcuento,
escrito por Lauro Zavala

No dejes de leer cada dos meses un nuevo capítulo de nuestro cómic virtual.

El Cómic